Periodistas


Enfermos de información by cristinagrr

Madrid, 29 de abril de 2008

 

“Los países democráticos cultivan las artes que sirven para facilitar la vida, más que las que tienen por objeto ornamentarla”. Los artistas de las sociedades aristocráticas perfeccionaban sus artes según ciertas tradiciones establecidas, pero en las democracias “lo que se busca generalmente en las producciones de la mente es el placer fácil y la información sin esfuerzo”. En consecuencia, añadía, surgen “muchos productos imperfectos”que “sustituyen el sentimiento y el pensamiento por la representación del movimiento y la sensación. […] El estilo a menudo será fantástico, incorrecto, recargado e impreciso, casi siempre vehemente y llamativo. Los autores buscarán la rapidez de ejecución más que la perfección del detalle. […] Habrá más ingenio que erudición, más imaginación que profundidad. […] El objeto de los autores será asombrar más que complacer, y sacudir las pasiones más que satisfacer el gusto”.

Estas palabras de Alexis de Tocqueville, en su valoración de los medios de comunicación en Estados Unidos, extraídas tras su visita al país en 1830 e  incluidas en el libro de Todd Gitlin “Enfermos de Información: De cómo el torrente mediático está saturando nuestras vidas”, resume lo que el autor va desgranado a lo largo de la obra y lo que para mí son hoy día la definición de la cobertura que como profesionales realizamos para los medios, y la influencia y saturación que como público recibimos de los mismos.

 

Gitlin utiliza la expresión “torrente mediático” porque indica que cuando no estamos durmiendo, ni trabajando, gastamos nuestro tiempo con los medios de comunicación, y ya ni trabajando nos libramos dice “porque también en el trabajo accedemos voluntaria o involuntariamente a los contenidos de los medios”. Comparto con el autor cada una de sus reflexiones, adaptándolas al 2008, porque aunque parezca mentira, se podría decir que el libro ha quedado desfasado en sólo tres años, ya que las tecnologías han avanzado rápido y mientras el se quedaba en hablar de discman, ahora hablamos del MP3, MP4, IPOD y todo tipo de reproductores móviles.

 

Vivimos en la sociedad del sentimiento y de la sensación más que de la información. Queremos un entretenimiento espectacular, aunque verosímil, más que informativo. Cultivamos la curiosidad dejando el espíritu de la información aislado. Es impensable no pensar sin que nuestra mente relacione ideas con lo que hemos visto a través de cualquier medio, porque los hombres somos egoístas por naturaleza y porque los medios (por su carácter mercantilista) se han hecho para complacer las necesidades del yo privado, que cada vez más se disfrutan en el ámbito público.

 

Los medios nos aislan, y a su vez nos sociabilizan, la portabilidad, miniaturización y accesibilidad de los medios han hecho que los aparatos electrónicos se conviertan en un complemento más de nuestro atuendo o un accesorio más imprescindible en nuestro bolso. El ejercicio más práctico para poner a prueba esta teoría es viajar en metro, es imposible no encontrarse a nadie sin escuchar música por algún aparato reproductor, jugar con un pequeña videoconsola, intentar hablar por móvil en las estaciones con cobertura o anotar en su agenda electrónica los planes de la semana. Todo ello sin tener acceso a WIFI, no quiero ni pensar en lo que se van a convertir los autobuses de la EMT si la propuesta del ayuntamiento de Madrid sale a flote y se incrementa este servicio para los usuarios de los autobuses públicos.

Parece como si estuviésemos desprotegidos o desamparados por salir a la calle y no tener un acceso rápido a Internet, pero no es eso, sino que estaríamos atrasados con respecto a lo que otras capitales europeas ya han implantado, y esto es sólo un ejemplo. Gitlin habla de la era del turbocapitalismo para definir la velocidad de la era en la que vivimos, en la que Internet es el rey al convertirse en un máquina de autoaceleración constante.

 

La información que hoy recibimos no nos llega a través de la vista en forma de textos, como ocurriese en sus inicios, sino que nos entra por los cinco sentidos con un explotación al máximo de imágenes y sonidos. Los medios, no son la tele, los periódicos o la radio. Hoy todo forma parte de una red cerrada donde los exteriores, la publicidad, los carteles, las tiendas, el merchandaising o los videojuegos contribuyen a incrementar el flujo económico planteado por los primeros, o respectivamente; esto responde a lo que gran parte de los elementos de la cultura contemporánea han evolucionado como respuesta al torrente, a su enormicidad, omnipresencia y velocidad; todos somos conscientes de su importancia pero nadie alcanzamos a estimar el inmenso espacio que ocupa en la vida cotidiana.

 

Inmersos en este espacio mediático y educados en la cultura de la industria cultural, no nos queda más que explotar nuestro carácter crítico para no vernos arrastrados por la corriente del torrente. Aunque creemos estrellas, tenemos que saber adoraralas como fans y catapultarlas como críticos cuando así lo merezcan.

 

La noticia televisiva influye de forma significativa en los criterios que emplea la gente para juzgar el mundo real. Todos lo hemos oído alguna vez: “ si lo dice la televisión, será cierto”. Ante esta mentira universal,( aplicable a todos los medios, porque no nos olvidemos, la objetividad real no existe), lo único que tenemos que asegurarle al espectador es, una educación para que mantenga las distancias con lo que entre por sus sentidos a través de los medios, y dejar el marrón de dilucidar a su capacidad de raciocinio. Es esta la única forma con la que poder contraatacar otra idea que aporta el libro en la que destaca que “la televisión es un agente de estupefacción, un chupete que nos convierte en niños, paralizando las facultades analíticas, rebajando nuestro nivel intelectual, reduciéndonos a la categoría de teleadictos que se regodean de su patética condición”.

 

Este control al estilo gran hermano de 1984, no hace más que crear en nosotros la tendencia paranoica de que nos están grabando y vigilando por todos lados, para hacer de nosotros frutos de consumo. Buscan estudiar al máximo nuestras pautas de comportamiento para idear los productos más afines a cada uno de los roles sociales; y para ponerlo más fácil, en ocasiones somos nosotros mismos los que nos prestamos a ello. Un negocio éste que nosotros provocamos, del que nos lucramos, saboreamos, y que lo queramos o no se ha convertido en el eje de nuestras vidas, o al menos en pieza fundamental que ayuda a definirlas.

 

No nos conformamos con disfrutar de los medios, sino que queremos salir en los mismos, e incluso crear los nuestros propios, así los blogs son la puerta al futuro periodismo. Somos sujetos y objetos de las percepciones que a la vez vendemos y compramos.

 

 

 

 Cristina Gómez-Rico



Una medida de 24 horas by cristinagrr
abril 28, 2008, 10:55 pm
Filed under: El debate | Etiquetas: , , , , , ,

Madrid, 28 de abril de 2008

S

i

 de censura va la cosa, cuanto más breve mejor. La recién nombrada ministra de Defensa Carme Chacón, ha sido capaz de dar marcha atrás en sólo 24 horas a una medida que cuanto menos, alejaba su actuación de la línea progresista del gobierno.

 

El jueves conocíamos como desde Defensa, restringían el acceso a personal civil y militar a determinadas web deportivas y de ocio, con la intención de evitar la saturación de la web. Los perjudicados de ésta medida en primer lugar los websites de acceso denegado: marca, as, Interviú, e-bay; foros y blogs, y en segundo lugar el personal del ministerio que de buenas a primeras veían como su jefa planteaba la primera de las medidas de esta legislatura.

 

Si presumimos de las libertades de información que ofrece la red de redes, y las posibilidades de participación a través de foros y blogs. ¿De que nos sirven estas medidas si luego el gobierno las va a prohibir? Vale si, están trabajando y deben de estar centrados en el trabajo pero, ¿es esa un medida coherente?

 

Antes que nada es una medida anticonstitucional, pues el artículo 20 respalda la libertad de información, y con esta medida se estaba actuando en contra de la ley. Quizás por eso, Chacón necesitó solo un día para rectificar. Pero ¿fue realmente el cumplimiento de la ley lo que hizo cambiar de opinión a la ministra o fueron presiones económicas y editoriales? El diario Marca anunciaba el viernes que desde Defensa habían dado marcha atrás a la medida, ajustándose según ellos, al clamor popular que así lo exigía. Si pensamos un poco, As pertenece a Prisa, grupo multimedia de izquierdas por excelencia, y Prisa pesa en el PSOE…

 

 Cristina Gómez-Rico

 



Juego fuera de control by yuffiee

 

Juegos Olímpicos Beijín 2008

Madrid, abril de 2008

Desde

 que en 1896 el Barón de Coubertain propusiera el renacimiento de los Juegos Olímpicos, cada cuatro años (con las excepciones de 1916, 1940 y 1944 debido a la I y II Guerra Mundial), una ciudad se convierte en protagonista mundial, con todo lo que ello conlleva. Se le da a su país la oportunidad de demostrar sus bondades y progresos con la excusa de acoger el acontecimiento deportivo más importante del planeta.

 

Ciertamente es el mayor evento dedicado al deporte, pero también es mucho más. Los Juegos Olímpicos suponen una ventana para presentar al mundo lo mejor de un país, su gobierno, su pueblo y sus costumbres. Y un escaparate para que las más grandes firmas multinacionales exhiban a lo grande sus millonarias campañas de patrocinio.

 

El año 2008 es un año olímpico. Beijín ultima los preparativos para acoger la celebración de los Juegos Olímpicos, que comenzarán el próximo mes de agosto. Pero a falta de cuatro meses, al Gobierno chino se le están empañando los cristales de su ventana. Con la polémica por las violentas protestas del pueblo de Tíbet contra el gobierno de China y la igualmente violenta respuesta de éste hacia los manifestantes tibetanos, el mundo ya ha visto un poco de lo peor de este país y su Gobierno.

 

Mientras los medios oficiales y oficialistas del Gobierno chino han intentado minimizar las consecuencias de este desastre, la prensa extranjera ha recopilado imágenes e información que muestran la faceta no censurada de este suceso. Un acto que ha costado la expulsión de los corresponsales extranjeros.

 

Frecuentemente, los medios de comunicación occidentales informan sobre las diversas formas de censura que China aplica tanto a sus medios de comunicación como a los usuarios de éstos, incluso a través de los blogs de Internet, a pesar de que la libertad de prensa está recogida en la Constitución china.

 

Tras la experiencia que los medios occidentales han vivido con la cobertura de las manifestaciones en Tibet, ahora desconfían de que en los Juegos Olímpicos puedan actuar con ‘manga ancha’, tal y como se les prometió desde Beijín meses atrás.

 

China sabe que tiene la oportunidad de mostrarse como un próspero país. Y sabe que la imagen que se proyecte internacionalmente va a depender del trato que dé a los medios de comunicación extranjeros. Entre periodistas y visitantes, quienes con las nuevas tecnologías (móviles, cámaras…) pueden recoger testimonio, en agosto ya no se podrá controlar el juego. 

 

Silvia Loro Martín-Gil. Periodistas- Young Journalism

 



¿ Free Tibet ? by yuffiee
abril 24, 2008, 7:44 pm
Filed under: La viñeta | Etiquetas: , , ,

 

 

Por Marlo, Periodistas- Young Journalism



Cuestión de eficacia by yuffiee
abril 24, 2008, 5:56 pm
Filed under: El debate

Juegos Olímpicos Beijín 2008

Madrid, abril de 2008

 

No

 me sorprendo mucho cuando, navegando entre páginas de periódicos y recorriendo la red, leo varias noticias sobre la expulsión de periodistas de Tíbet, ante el malestar del Gobierno Chino, que se queja de una “distorsión” de la información que estos corresponsales han recogido de las recientes protestas en esta zona.

 

No me resulta alarmante que las autoridades chinas intenten controlar la información que puede perjudicar su imagen internacional. No me sorprende la hipocresía con la que los medios de comunicación tratan este tema, cuando hablan de censura y represión a los medios, cierta y real, pero minucias al fin y al cabo si se compara con la falta de libertad que la historia ha visto en otras ocasiones, como el caso de la Guerra de las Malvinas de 1982, cuando la información que el mundo recibió vino de una selección de periodistas realizada por los mandos militares británicos, periodistas que ni tuvieron la ocasión de pisar tierra firme. Es tan sólo un ejemplo de la larga lista de casos de censura en conflictos que han instaurado aquellos países que abanderan el liberalismo.

 

Si la censura del Gobierno Chino es más evidente que en otras regiones es porque los medios de comunicación la presentan así. De un modo u otro, la censura está en todas partes. En los países democratizados, son las empresas informativas las que, atendiendo a sus intereses o a los de sus mejores cebados anunciantes, permiten o no sacar un tema a relucir. En aquellos otros países no democratizados sus gobiernos pasan a ser los ‘corruptos’, ‘censores’ y ‘privadores de la libertad de expresión’. ¿Qué método resulta más eficaz?

 

Quedan menos de cinco meses para que China, uno de estos países no democráticos, acoja en su capital los próximos Juegos Olímpicos. Tras los acontecimientos de Tíbet, el panorama del periodismo internacional debate si el Gobierno chino cumplirá o no su promesa de otorgar libertad para cubrir los Juegos Olímpicos. A China se le presenta la oportunidad para demostrar que su sistema no está tan alejado del que se desarrolla en los países ‘libres’. Y para que el mundo vea esto, se necesitan periodistas.

 

 

Silvia Loro Martín-Gil. Periodistas- Young Journalism

 

 



El precio de las promesas by yuffiee
abril 19, 2008, 6:37 pm
Filed under: El debate

MarloCuando faltan poco más de tres meses para la celebración de las elecciones generales fijadas, como ya saben, para el 9 de marzo, los partidos políticos empiezan a dar los primeros pasos en sus respectivas campañas electorales.

Una campaña electoral, la de estas primarias, que acaba de comenzar y que a buen seguro superará en lo crispante a las que hasta el momento hayamos podido presenciar. Los protagonistas: Zapatero y Rajoy. Las victimas: todos nosotros.

 

Víctimas no sólo porque nos va a tocar escuchar sandeces y promesas que poco a poco irán cayendo sobre su propio peso, sino  porque nos va tocar escuchar una y otra vez, a través de los medios de comunicación la sintonía y los slóganes de turno elegidos por los partidos, así como el programa de las giras de los políticos. Calendario que a modo de artistas establecen para poder llegar a cualquier punto de nuestra geografía y conseguir calar con sus mensajes políticos, con la intención no de conseguir fans y alcanzar el Disco de Oro, sino de poder ser elegidos democráticamente presidentes del gobierno de ésta, una sociedad civil cada vez más cansada y desconfiada de las técnicas por ellos utilizadas.

 

La ejecutiva socialista gastará cerca de 12 millones de euros, casi el límite de lo que permite la ley, en la presente campaña electoral. 12 millones de euros para pagar las promesas, y nunca mejor dicho, una suma de dinero que servirá para montar el circo y el tour del principal evento del año que esta por empezar, el 2008. Campaña donde no faltarán rosas rojas por un lado y palomas blancas por otro.

 

Esta cuantía de dinero contradice el título de una conocida canción: “Promesas que no valen nada”, y es que efectivamente están pagando un precio muy alto por las mismas.

 

Y yo me planteo, ¿es necesario tanto?, si luego unos u otros, ya sea desde Ferraz o desde Génova proclamarán a los cuatro vientos y ante numerosos militantes lo contentos que están porque celebran un día en el que gane quien gane, el verdadero triunfador es el Estado de Derecho y la democracia.

 

 

 

18 de noviembre de 2007

Cristina Gómez Rico Romero



Dogmas by yuffiee
abril 19, 2008, 6:34 pm
Filed under: El debate

La concepción moderna del mundo que se basa en el racionalismo, la lógica y el pensamiento crítico ha tenido como uno de sus principales objetivos el escindir al individuo y la sociedad de unos dogmas que considera contrarios a la razón. Sin embargo el ser humano parece tender siempre a establecer en su subconsciente algunas “Verdades Absolutas”. Se da el caso entonces de que, al suprimir la tradición, el sentido espiritual o la religión al ser humano, éste acaba aprehendiendo unos nuevos modelos de conocimiento social y de sí mismo.

 Marlo

¿Qué son la Democracia, los Derecho Humanos, la Libertad, la Igualdad, el Bienestar, el Progreso…?  Además de logros del ser humano, son dogmas ya establecidos, y su simple mención nos remite a un concepto abstracto, que requiere de un intérprete para sernos presentado en sus formas concretas. Este es el objetivo actual de la información de masas. Como antaño los guías espirituales transmitían el significado cotidiano de una revelación espiritual, los medios de hoy en día “explican” a la sociedad el sentido estipulado de estos principios que el individuo, por sí sólo, parece incapaz de proyectar en su cotidianeidad.

 

La Verdad Absoluta no existe, se nos enseña, pero su verdad temporal parece ser absoluta, y acabamos asimilando una modificación de la “realidad” tras otra, aunque sean incongruentes entre sí,  (cosa que sucede en periodos de tiempo cada vez más cortos) a través de los intermediarios comunicativos del sistema. Los medios de comunicación son hoy, lo más parecido a una autoridad religiosa que dicta los principios básicos a seguir y se reúne de vez en cuando para establecer nuevas consignas, ritos e incluso a donde deben ir a parar nuestras contribuciones al régimen de bienestar (véase el ocio). Todo ello minuciosamente estudiado, según marquen los cánones del estado de ánimo social.

 

 Juan González Barahona